Un opuesto del ego negativo (ego-neg) es la humildad. La humildad es la evaluación verdadera de todos y todo. La humildad es darte cuenta que ninguna “parte” del Uno es más o mejor que otra “parte”, ya que Todo es Uno.

A nivel humano, algo puede ser más valioso e importante que otras cosas o personas. Por ejemplo: unos de los valores de una persona que no vive en la experiencia de Unicidad puede ser: “Es más valiosa una persona con dinero que un pobre”, “una que viste de traje a una que trae overoles”, “una mujer recatada a una mujer coqueta”.

Pero para Esencia, no hay más ni menos valioso, no hay más ni menos importante, porque todo es Uno Solo: no hay partes. Cuando estés atrapado en la ilusión del ego-neg o la anti-valía (opinión personal sobre uno mismo que te lleva a la experiencia de no valer ante algo o alguien), imagina que ves a Dios y que tiene un cuerpo físico. ¿Tú le cortarías o harías menos importante o valiosas sus manos que su cabeza? ¿Invalidarías o resistirías a sus pies (o cualquier otra parte), haciéndolos menos por no ser importantes?

Esto es lo que haces cuando invalidas, juzgas, resistes o dañas a una “parte ajena” de Tu Misma Esencia. Esto es lo que haces cuando ves menos importantes o menos valiosas a otras personas, o las ves más que tú. Tú y todos tienen la misma importancia, están “fabricados” de la Misma Energía Única, de Esencia Divina. El “cuerpo” de Dios es toda su creación, todo lo creado. Saber que todo es Esencia y vivir así, es humildad.

No eres más ni menos importante o valioso que nada ni nadie. Tu valor e importancia es la misma que la de todos. Eso es humildad. Cuando vives en humildad, nada ajeno puede cambiar esa experiencia. No importa lo que alguien pueda opinar —que eres un tonto, que eres poca cosa, o que eres el más poderoso o la más hermosa—, absolutamente nada de eso cambia tu centro, tu humildad, tu experiencia que eres Uno Solo con todo y todo es igual de importante y valioso. Por tanto, no te perturba lo que los otros piensen o digan de ti. Tú simplemente eres, punto.

Si quieres saber más de cómo profundizar tu paz, incrementar tu felicidad, humildad y vivir una vida de riqueza integral, te invitamos a estudiar el Curso Tu Despertar Espiritual; la Escuela de  Esencialidad lo otorga de forma gratuita y online para compartir parte de nuestros conocimientos y como una muestra de amor, busca el banner en esta página y entérate.

Este artículo es un extracto del Libro “Cómo Sentir tu Esencia”

Comentarios

Comentario

Categorías: General